martes, 29 de diciembre de 2009

Muere Balda, el pintor de las fiestas

La pancarta, de 1943, aparece en el libro Las Pancartas de las Peñas.

El domingo falleció en Pamplona a los 89 años Pedro Martín Balda, pintor de gran parte de las pancartas sanfermineras de las peñas durante las décadas de los 50, 60 y 70. La primera la hizo en el año 1943, para la desaparecida Iruña-ko. Además, es autor de 4 carteles anunciadores de las fiestas, por lo que su legado histórico es, en parte, incalculable. Balda puede considerarse un personaje imprescindible de los Sanfermines, ya que la iconografía de la fiesta pasa ineludiblemente por él. Existe un libro publicado por la Caja de Ahorros Municipal en 1981 que recogía buena parte de su obra hasta esa fecha, pero que está descatalogado. Su familia trabaja ahora para completar y recopilar toda su obra e intentar reeditar un trabajo esencial para entender el S XX en Pamplona. Los chascarrillos municipales, las ocurrencias de sus habitantes y la vida cotidiana de la ciudad puede también entenderse gracias a sus pancartas. La aportación de Balda a los Sanfermines puede considerarse, sin duda, tan importante como la del maestro Turrillas o José Joaquín Arazuri. Aquí puedes leer un poco más sobre la muerte de Balda.

lunes, 14 de diciembre de 2009

Pronóstico: torero

Ferrera se dirige a la enfermería. En su mano, las dos orejas y el rabo. (Cordovilla).

Murriano
y Hebijón, los dos victorinos, le agujerearon las dos piernas, pero él salió triunfador, casi sin poder andar, disfrutando del momento dentro de su dolor. Entró a la enfermería agarrando fuerte los trofeos, sin soltarlos, como si todavía le conectaran con lo que acababa de vivir en la plaza sólo unos intantes antes. "Es la mejor tarde de mi vida. No hay cosa más bonita que el toreo", me decía entre sollozos poco antes de pasar a la enfermería. Su cuadrilla lo abrazaba y todos lloraban. Vestía pantalón vaquero y estaba ensangrentado. Tenía golpes por todo el cuerpo, dos torniquetes y apenas quedaba rastro del traje de torear que vestía a su llegada al patio de caballos dos horas antes. La plaza estaba en pie. Pasó luego un par de horas en la mesa del quirófano. Murriano le regaló un puntazo de 8 centímetros en la cara interna del muslo derecho. Hebijón, al que cortó dos orejas y el rabo, le dejó una cornada de dos trayectorias en el muslo izquierdo, de 20 y 12 centímetros. Su pronóstico: torero. Habrá quien diga que la faena no mereció, por su calidad artística, todos los trofeos, pero ¿qué hacer ante 20.000 personas en pie reclamando los máximos honores para un hombre al que habían pedido que fuera a la enfermería después de su segunda cogida?. Fue una tarde inolvidable, la del 14 de julio de 2006 en la plaza de Pamplona. Antonio Ferrera dignificó la profesión y la Feria del Toro.

A continuación podéis ver un vídeo con un resumen doble: por un lado las imágenes tomadas de un resumen de Tendido Cero y, por otro, las fotografías que José Carlos Cordovilla y José Antonio Goñi tomaron para Diario de Navarra. La música la pone La Pamplonesa, con los pasodobles 'Pamplona, Feria del Toro' y 'Viva el Marea'.


lunes, 30 de noviembre de 2009

Entrega de la Medalla de Oro de Pamplona a la Comparsa de Gigantes y Cabezudos

Comparsa y corporación, juntos en el Teatro Gayarre. (Foto: J. Sesma).

El domingo 29 de noviembre de 2009 se entregó en el Teatro Gayarre la Medalla de Oro de Pamplona a la Comparsa de Gigantes y Cabezudos de Pamplona. Los ocho gigantes creados por Tadeo Amorena en 1860 cumplirán 150 años en 2010. Aunque algunos dicen que fueron un encargo del consistorio al artesano, en realidad fue Amorena quien se dirigió al Ayuntamiento para ofrecer las figuras en sustitución de otros más antiguos. De hecho, los anteriores se los quedó el artesano y estuvieron a la venta pública en un taller de la calle San Nicolás entre 1860 y 1861. Sólo los gigantes cumplen 150 años el año próximo, ya que los cabezudos, kilikis y zaldikos son de fecha posterior. El acto de entrega fue sencillo, con la colocación simbólica de la medalla a los ocho gigantes y un pequeño baile en el escenario del teatro. El resto de las figuras arroparon a sus hermanos mayores, antes de regresar a la estación de autobuses, donde descansarán hasta el 6 de julio de 2010. Junto a la imagen tomada en el Gayarre, os dejo aquí un vídeo-resumen de la entrega de la medalla tomados de dos televisiones locales. Enhorabuena a la comparsa y a los gigantes.


sábado, 28 de noviembre de 2009

Nerva en el corazón

Hace sólo unos días tuve que despedir a mi abuelo Pedro. No hay duda de que buena parte de mi afición a los toros proviene de su influencia. Desde pequeño me preparaba unos cuernos de madera y ejercía de toro mientras yo le daba unos cuantos muletazos. Nacido en Nerva (Huelva) en 1926, siempre disfrutó con la fiesta de los toros, a pesar de que los avatares de la vida no le permitieron acudir a las plazas de toros tanto como a él le hubiera gustado. Nunca se perdía una corrida televisada y siempre que pasaba algún día en Pamplona le ponía vídeos con imágenes de San Fermín. Gracias a él y a mi abuela descubrí el mejor pasodoble del mundo: Nerva. Los dos me lo cantaban desde pequeño y siempre ha estado presente a lo largo de su vida y la mía. Ni siquiera durante las décadas que han vivido a tantos kilómetros de su tierra natal han olvidado estrofa alguna de la letra, que siempre han llevado en su corazón. El pasado 11 de julio, mientras retransmitía junto a Mariano Pascal la corrida de Dolores Aguirre, en Onda Cero, La Pamplonesa tocó Nerva en el primer toro de Joselillo. Y conté la historia de mis abuelos. En suerte para mí, su recuerdo seguirá muy presente siempre que Nerva vuelva a sonar fuerte en cualquier plaza de toros en las mejores faenas. Aunque hoy suene un poco más triste que de costumbre, os dejo aquí el pasoble y la parte central de la letra, para que disfrutéis del solo de trompeta. Y para que recordéis, todo el que quiera, a un buen hombre que fue mi abuelo.


Viva Nerva, viva Nerva,
San Bartolo es su patrón,
Viva Nerva, viva Nerva
Viva la gente de Nerva,
Por que de Nerva soy yo
Viva Nerva, viva Nerva.

Viva Nerva, viva Nerva,
De corazón y arte llano
Viva Nerva, viva Nerva,
Por que avalan tus honores,
Los poetas, los mineros,
Los músicos y los pintores



lunes, 23 de noviembre de 2009

La Pamplonesa reestrena sede y publica nuevo disco con temas inéditos


La pamplonesa, durante la inauguración del local.

El pasado jueves La Pamplonesa inauguró la reforma de su local, el de siempre, el de la calle Monasterio de Irache. Recién cumplidos sus 90 años de vida, la banda municipal cuenta ahora con 435 metros cuadrados (antes tenía 310), con distintas estancias para ensayos, archivo administración, almacenes, aseos, sala de cámara, etc. En la puesta de largo oficial interpretaron tres temas por todos conocidos: El asombro de Damasco, una jota de la zarzuela Gigantes y Cabezudos y el Vals de Astráin (Riau-riau). J.Vicent Egea, director de La Pamplonesa, y Jesús Garisoáin Iribarren, subdirector, dirigieron a los músicos con la batuta. Podéis ver en el vídeo algunos de los momentos de las tres piezas y comprobar, aunque el sonido no sea el mejor, el magnífico estado de forma de la banda. Por cierto, todavía quedan algunas entradas, muy pocas, para los dos conciertos del Teatro Gayarre. El 29 de noviembre ofrecerán un concierto de zarzuela con la novedad incluida de que durante el acto se hará entrega de la medalla de Oro de Pamplona a la Comparsa de Gigantes y Cabezudos. Además, el 20 de diciembre tendrá lugar el tradicional concierto de Navidad, en este caso con temas de musicales. Pero la Pamplonesa no aparca aquí sus novedades. En unos días pondrán a la venta un nuevo disco con cinco temas, todos ellos compuestos por el director J. Vicent Egea, que se titulará Reminiscencias. Pronto anunciaremos cómo y dónde se puede conseguir. Merece la pena y seguró que será un buen regalo de Navidad.

sábado, 21 de noviembre de 2009

Sigue oliendo mal

Tira de César Oroz publicada en Diario de Navarra el jueves 19 de noviembre de 2009.

Lo hemos denunciado una y mil veces y lo seguiremos haciendo. De nada servirá el mejor museo de los Sanfermines si en la calle, en lo palpable, en la impresión del visitante, todo sigue igual. Contenedores malolientes en Estafeta, coches aparcados en los corrales de Santo Domingo con cuatro tablones escasos, el recorrido del encierro mal señalizado y con limitada información, cuatro visitas al año al interior de la plaza de toros (recién comenzadas por la Meca),

Lo hemos dicho más veces, aquí y aquí, y lo seguiremos diciendo. En su momento, abril de 2005, se aprobó y firmó por parte del Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona un plan trienal para poner en valor el recorrido del encierro por valor de ¡¡¡2 millones de euros!!!!!. Salvo cuatro carteles que no pasan de los 20 euros cada uno, nada más se ha llevado a cabo para cuidar y mimar lo más importante que tiene Pamplona. Parece como si alguien, desde el propio consistorio, quisiera evitar los Sanfermines durante el año. Sigue oliendo mal.

Seguiremos alerta, y lo seguiremos denunciando.

viernes, 20 de noviembre de 2009

La vida como el encierro

Una preciosa foto de Jonan Basterra (7-7-08)

Una nueva colaboración de Fermín. Interesante y emocionante.

La vida como el encierro

Siempre hay quien, cuando sucede algo inesperado, sale con la frase de “esto es como la vida”. Massiel cantaba en el Lalalá que todo en la vida era como una canción; casi todo es comparable a la vida, pero, teniendo en cuenta el leitmotiv de este blog, esta vez la comparativa la haré entre vida y encierro, ya que existen bastantes paralelismos.

Empezamos rápido, sin miedo, asumiendo todos los riesgos posibles, sin importarnos el esfuerzo o que crecer sea cuesta arriba. Cuando uno es niño no mide los riesgos, no mira atrás, emprende aventuras que sobrepasan a la racionalidad por el mero hecho de que se ve capaz de hacerlas, como en la cuesta de Santo Domingo. Una velocidad endiablada, un bajar a recibir a la vida, demostrando que poco nos importa lo que espera luego. Y entre envites y esprints van transcurriendo infancia y primera juventud.

Luego llega la primera curva, generalmente en la adolescencia, esa situación que mejor que no te pille a pie cambiado. Normalmente es una decepción amorosa. El desengaño de la que con 15 años creíamos que sería nuestro amor definitivo. Esta curva es peligrosa, porque el ritmo de la vida, de la manada, sigue su curso, y no nos va a esperar ni a perdonar los errores. Lo que si es claro es que te muestra cuáles van a ser las nuevas normas de vida, así que si uno entiende el mensaje le espera un tramo de vida ágil, agradable, y breve.

Mercaderes es la adolescencia y juventud, algunas estrecheces propias de la falta de dinero, los exámenes, los amoríos, pero si uno es consciente de lo que le toca vivir, es uno de los tramos más placenteros. Tiene el fondo y la forma suficiente para afrontar el recorrido, aunque hay que tener capacidad para protegerse cuando la vida no facilite cobijo, pero una vez que se pasan las estrecheces es fácil disfrutar. Pero el tramo es breve, y cuando se acaba, además, se acaba de golpe.

Si uno no está bien situado para su entrada en la vida adulta, la vida, la manada, se lo puede llevar por delante y dejarlo maltrecho. Este cambio nunca es fácil, incluso al principio se ralentiza la vida porque tiene adaptarse a la nueva situación. Se presenta ante nosotros un tramo largo, muy largo, de vida laboral, compromisos, responsabilidades, y la vida, el recorrido, no da demasiadas treguas, ni márgenes de error. Hay que estar pendiente de cualquier movimiento, y saber cuando es conveniente lucirse o retirarse. Tampoco todo depende de nosotros, ya que podemos estar haciendo una carrera memorable, y que alguien nos saque de un codazo; o viceversa, pisar a otros para prosperar en la carrera y acabar trastabillados. Quiero pensar que en la vida, como en el encierro la preparación y la nobleza deben ser elementos necesarios, y ojala que suficientes, pero siempre habrá quien se empeñe en demostrar lo contrario.

En esta parte también hay quien parte con ventaja, o tiene algún privilegio, como los que se incorporan en el punto exacto de la carrera, evitando aglomeraciones, porque conocen a alguien que les cede el portal/la oportunidad, en cualquier caso hay que demostrar la valía. También están los patanes, los que se comen el mundo, y luego, muertos de miedo, ponen pies en polvorosa sin asumir el riesgo ni demostrar capacidades, estos es posible que lleguen a la meta, pero su recibimiento no será bueno… Están los que tienen muchísima suerte o castigan a su ángel de la guarda haciéndole pasar estrés; gente sin preparación, temerarios, noctámbulos…a los que les puede ir bien en la vida/carrera; eso sí, cualquier error tiene siempre muy malas consecuencias.

Después de el tramo más largo, y tras una nueva curva que nos indica un nuevo cambio de recorrido, aparece otro tramo vital, y del encierro, donde el camino es más ancho, está lleno de salidas por si se complica la vida/carrera, hay servicios sanitarios y buenas conexiones con los hospitales… Telefónica es como la jubilación, con sus pros y también sus contras: como ahora, hay demasiada gente, lo que impide el disfrute pleno, toca repartir espacio y recursos; es demasiado breve, y, además se conoce el final, se ve de hecho. Pero es un tramo para disfrutar, conociendo los límites, y sabiendo que la vida/manada viene ya resabiada, y que como nos embista no se andará con bromas.

Y al final aparece el callejón. Estrecho. De obligado paso. A pesar de que cuenta con gateras por si la carrera/vida se complica, una vez dentro se sabe que hay que pasar. Da igual condición, raza, posición…Es el tramo final. El obligado. La despedida…

Eso sí, después nos esperan unos tendidos llenos de aplausos, de amigos que se fueron quedando en el camino y que nos estaban esperando. Unos tendidos que, después del frío mañanero, se templarán a la tarde hasta llegar a arder cuando suenen los clarines y los timbales. No es un mal final.

Al final, la vida es como el encierro, fíjense que este artículo tiene exactamente las mismas palabras que metros el recorrido. 850.

Curioso.

jueves, 19 de noviembre de 2009

Entrega de los premios Ciudadela

Pablo Hermoso de Mendoza recogió la escultura de Carlos Ciriza de manos de la alcaldesa de Pamplona y presidenta del jurado, Yolanda Barcina. (Foto: Javier Sesma).

Hay que felicitar a Mariano Pascal y a todo el equipo de Onda Cero Radio Navarra, al igual que a El Corte Inglés, por los primeros premios Ciudadela, que en su edición de 2009 recayeron en Pablo Hermoso de Mendoza y Morante de la Puebla. En la octava planta del centro comercial se dieron cita ayer muchos de los aficionados y amigos taurinos de la ciudad para agasajar al caballero estellés, que acudió a recoger la escultura de Carlos Ciriza. Morante de la Puebla declinó la invitación. Parece que el torero sevillano nunca recoge premios y, además, no pasa ahora por una buena racha. Mariano Pascal estuvo vibrante en su discurso y recordó los toreros históricos que han pasado por la ciudad superando el ambiente de la plaza: Ordóñez, Viti, Emilio Muñoz o Juan Mora, entre otros citados. Sobre Pablo Hermoso, Mariano Pascal recordó con entusiasmo su espectacular tarde el pasado 6 de julio y cómo vibraron durante la retransmisión en la radio, acompañado de César Galarraga. La faena de Pablo fue magnífica, así que aquí os dejo, además de las fotos del acto, un pequeño resumen en vídeo de aquella sensacional tarde.

Decenas de invitados llenaron el salón de la octava planta de El Corte Inglés. (Foto: Javier Sesma).


miércoles, 18 de noviembre de 2009

Los toros de San Fermín 2010

Un bonito toro de Victoriano del Río en Madrid. (Foto: Blog de Toros).


Ya tenemos, a falta de confirmación oficial por parte de la Casa de Misericordia, las ocho ganaderías que conformarán, al margen de novillada y rejones, la Feria del Toro de 2010. Hay tres novedades con respecto a 2009, ya que se caen las ganaderías de Alcurrucén (que sustituyó a Peñajara), la de El Ventorrillo y la de Núñez del Cuvillo (tan deseada e impuesta por las figuras). Debutarán por las calles de Pamplona y en la feria los toros de Victoriano del Río, muy del gusto también de las figuras. Se trata de una ganadería que pasta en tierras madrileñas y que esperemos presente toros en Pamplona como el de la imagen, lidiado hace dos temporadas en San Isidro. Además del debut del hierro madrileño, volverán a Pamplona los toros de El Pilar, ganadería salmantina, que hace 13 años que no lidiaba en San Fermín, y la de Peñajara, que estuvo presente por última en 1998. Esta última ganadería vuelve a anunciarse después de caerse en 2009 por una enfermedad hepática en los toros.

Se mantiene la dupla ya clásica del fin de semana con corridas duras y muy interesantes, con Dolores Aguirre (premio Feria del Toro 2009) y Miura (premio Feria del Toro 2008). Además, repiten Jandilla (Carriquiri 2009), Fuente Ymbro y Cebada Gago. No se esperan, por tanto, grandes cambios para la novillada (Miranda de Pericalvo) y rejones (Fermín Bohórquez), dados sus buenos resultados de los últimos años.

Enhorabuena de nuevo a la Casa de Misericordia de Pamplona por las ganaderías contratadas que, esperemos, sigan agrandando y alargando el nombre de la Feria del Toro. De los toreros hablaremos más adelante, allá por abril, cuando la feria de Sevilla comience a mostrar el camino de la temporada.

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Medalla de Oro y... ¿Chupinazo?

Baile de los gigantes en la antigua estación de autobuses.

El Ayuntamiento de Pamplona concedió ayer la Medalla de Oro de la Ciudad a la Comparsa de Gigantes y Cabezudos que el año que viene cumplirá su 150 aniversario. Se aprobó por unanimidad en junta de portavoces. Tadeo Amorena, escultor pamplones, tardó tres meses de primavera de 1860 en construir los ocho gigantes de la comparsa, que desde entonces han sido referencia para todas las generaciones de la ciudad. Luego se incorporaron al grupo cabezudos, kilikis y zaldikos. 98 personas forman parte actualmente de la Comparsa. La entrega de la medalla se hará, probablemente, en primavera. Queda por descubrir si algún kiliki se encargará del Chupinazo 2010. Todo es posible todavía.

martes, 3 de noviembre de 2009

Y volver, volver, volver...

Después de un tiempo de descanso merecido, volvemos a la carga para preparar desde ya mismo los Sanfermines 2010. Para resarcir a todos los seguidores del blog de la ausencia, programada que menos que un bonito vídeo que recuerda la evolución y la esencia del encierro de Pamplona, tan cuestionado gratuitamente por algunos tras las trágicas carreras de 2009. El breve documental lo emitió Tendido Cero en julio de este año. Si bien no aporta grandes datos, merece la pena recrearse en las imágenes, esa fuente documental que TVE guarda entre sus archivos y que apenas explota.

A partir de ahora, no dejes de pasar por aquí unas cuantas veces por semana.


martes, 15 de septiembre de 2009

El color térmico de San Fermín

Esta fotografía se titula Rainbow Horn (Stephen Dean)
.
Durante los pasados Sanfermines, el prestigioso fotógrafo Stephen Dean acudió a Pamplona con sus ayudantes para llevar a cabo lo que el consideraba un gran proyecto artístico relacionado con los Sanfermines. Lo curioso de este artísta es que utiliza y mezcla diferentes técnicas, como el vídeo, la fotografía o la escultura y persigue el color y su relación con el mundo real. La idea de de Dean es convertir el cambio cromático en la calve de sus obras. Mediante cámaras térmicas (tecnología de ámbitos médicos y militares), captura una imagen invisible al ojo humano y se centra en el movimiento de las multitudes y sus gestos. En Pamplona, el artista "ha encontrado variaciones de temperatura de las multitudes que crean una vibrante paleta de color de diseño abstracto, donde corredores y toros apenas se reconocen por el ritmo de sus movimiento". Según el artista, en sus obras cualquier información individual es eliminada y se refleja sólo la fluidez cromática generada por cada organismo.


Si alguien está en Madrid o le interesa la muestra, se puede visitar en la Galería Max Estrella, en la calle Santo Tomé 6 (patio), del 17 de septiembre al 31 de octubre. La inauguración es este jueves a las 20 horas.


lunes, 7 de septiembre de 2009

Las otras cifras

Aquí os dejo una nueva y magnífica colaboración de Fermín, el pamplonés en Madrid.

Dos meses después de terminar los Sanfermines 2009, ya se han dado todas las cifras posibles, y hacen pensar sobre cómo se pueden recolectar tantas; tenemos cifras de heridos, de vidrio recogido, de asistencias médicas, de comas etílicos, de cortes en los pies (eso pasa por no leer los consejos publicados en este blog), peso medio de los toros, visitas en sábado, precio medio de las barracas, australianos en campings, rubias que han mostrado los pechos… y, sin embargo, hay una cifra que no se ha dado y que puede ser ilustrativa.

Va por delante que me da pavor que estos datos caigan en manos de tertulianos, anarosas, pilaresraholas, sabervivires y demás amigos del comentario populachero y facilón. Digo esto porque dado el nivel de repercusión que está alcanzando este estupendo blog, es más que posible que llegue a alguno de sus oídos y vuelvan a lanzar sus comentarios sobre lo inadecuados que son los Sanfermines… y es que las otras cifras son las calorías, y aquí hemos tocado hueso con las luminarias de la televisión en España, de todas formas, allá vamos, valientes.

Un día 6 de julio (¡ya falta menos!) sin demasiados excesos, consistiría, más o menos, en lo siguiente.

Almuercico ligero consistente en huevos fritos y magras con tomate (unas 4 magras, que para los que no lo sepan y lean esto desde allende los mares, son unas estupendas lonchas de jamón pasadas por la sartén), regado con algún vaso de clarete (rosado para los ilustrados), café, pacharán y puro. A esto se le puede añadir, como aperitivo, unos platos de chistorra para compartir y algún frito… (esto es lo estándar, sibaritas del ajoarriero o de los chilindrones, acepten mis disculpas)

Almuerzo del pasado 6 de julio de 2009 en Pamplona. Como Dios manda.

Con esto en el estómago uno ya es persona apta para incorporarse a la fiesta, y la mañana discurre, normalmente insisto, entre champanes de brindis de inicio y cervezas de refrigerio y/o vinos de la tierra (porque de alguna tierra habrán salido). De esta forma, calculado grosso modo, y teniendo en cuenta que cada vaso de cerveza tiene aproximadamente 250 cc., llegaremos a la tarde con aproximadamente litro o litro y medio de cerveza/kalimotxo ingerido.

Con algo de hambre ya, lo más probable es que se opte por un bocadillo reconstituyente a media tarde. Nutritivo y sano. De lomo con pimientos, o panceta con queso con bastante probabilidad. Para hacerlo más digestivo, lo seguimos regando con cerveza, diurética, refrescante, vegetal, y llena de virtudes.

En plenitud de facultades, seguramente nos veremos incluso más guapos, más dinámicos, convencidos de nuestro atractivo (aquí dejamos de meter tripa y es un error…), nos adentramos en el bonito mundo de las bebidas espirituosas (probablemente ya llevemos dos o tres copas, pero es luego dicen que se bebe demasiado en sanfermines…)

El varón medio conocido (que quiere decir, los varones que yo conozco), toman alrededor de 6 copas (de nada muchachos, esto lo pueden leer mujeres, madres y novias…). En ese camino nocturno, es posible que caigan un par de cervezas para controlar el ritmo (controlar el ritmo: tremenda mentira), algún bocadillo que nos mire con provocación desde cualquier lugar que luego no recordaremos; algún chupito de bebida irreconocible que algún desalmado ofrecerá y nos veremos obligados a probar (estos dos elementos son importantes, bocadillo y/o chupito serán los culpables de nuestro estado al día siguiente).

Pues bien, con esta distribución de ingestas que no creo que sea excesiva para nadie, llegamos a las 8 de la mañana y, le ponemos la guinda con un chocolate con churros. Nuestros sentidos ya no rigen así que somos capaces de meternos una docena entera entre pecho y espalda, pero vamos a dejarlo en media docena. La otra opción es rematar la noche con otro desayuno a base de huevos y chistorra, valoraremos ambas opciones. Así que este es el cuadro resultante de un 6 de julio cualquiera…

INGESTA CALÓRICA 6 DE JULIO
Alimento Calorías 100gr/ml/un. Cantidad Total
Huevos fritos 108 2 216
Jamón frito 377 1,5 565,5
Tomate 101 1 101
Patatas fritas 214 1 214
Pan 232 2 464
Chistorra 575 0,5 287,5
Vino 74 4 296
Café 136 1 136
Pacharán 240 1 240
Panceta 815 2 1630
Cerveza 95 20 1900
Chocolate 511 21 10731
Churros 379 2 758
Combinado 400 6 2400
Chupito 105 2 210
TOTAL APROXIMADO DE CALORÍAS 20149

Según cálculos para varones de condiciones similares a los objetos de nuestro estudio, con una actividad física moderada (de nuevo de nada…), serían necesarias unas 2900 calorías diarias… así que, si damos como relativamente ciertos estos datos sacados de internet (prefiero no decir las páginas de las que han salido porque vaya tela de nombres…), el hecho de pasar un 6 de julio en Pamplona supone un riesgo más que alto para la supervivencia humana.

En cualquier caso, incluso habiendo doblado el número de calorías, seguiría siendo un exceso para el cuerpo.

Para un día de las fiestas que no hay encierro, teníamos que buscar otra actividad de riesgo máximo, así que, tertulianos del mundo, ya pueden ustedes abogar por unos sanfermines vegetarianos, con tofu y manzanas, a los que añadir esos encierros con toros simulados que alguna lumbrera propuso.

Los que quieran seguir disfrutando de la fiesta a la antigua usanza, ya pueden empezar a preparar la operación bikini, mejor operación faja roja, para el 6 de julio de 2010.

jueves, 3 de septiembre de 2009

Somos de otra pasta

Nueva colaboración de Fermín, desde Madrid, en exclusiva para Diario de San Fermín.

Muchas son las voces que no aciertan a explicar lo que sucede en San Fermín, y, cuando intentan racionalizar lo que sucede en Pamplona entre el 6 y el 14 de julio, acaban resumiéndolo con un “son de otra pasta” al referirse al comportamiento de los pamplonicas en esas fechas. Pero esto no es una casualidad, ni una cuestión de comportamiento espontáneo; lo que sí es seguro es que es un sentimiento forjado a lo largo de los años, y que es transmitido de generación en generación.

La historia que voy a contar es una de tantas que ocurren en Pamplona y que, contadas de padres a hijos, construyen la historia magnífica, adoquinada de pequeñas historias, de San Fermín.

Mi padre estuvo presente en uno de los terribles montones que ocurrieron en el encierro en el callejón de la plaza de toros a mediados del siglo pasado. Ese día estrenaba una camisa amarilla que su madre le regaló para las fiestas, todavía no estaba estandarizado el blanco, cuando le sorprendió el montón en el encierro. Cuenta que nunca había visto, ni vio, un espectáculo semejante.

Imagen tomada por Zubieta y Retegui en el montón del 7 de julio de 1957, con toros de Salvador Guardiola.

Los corredores se agolpaban unos encima de otros, siendo imposible salir de allí mientras la manada de toros se acercaba peligrosamente, y, posteriormente, embestían el montón en su intento de atravesarlo. La escena era dantesca, corredores embestidos, pisoteados y aplastados por la montaña humana que se había formado.

Fue sacando a todos los corredores que pudo mientras intentaba esquivar los envites de los astados, en uno de esos lances recibió una puntada en el costado, cicatriz que todavía enseña con orgullo. De esto puedo dar fe, no sólo de la cicatriz, sino de que sacó a algún corredor, porque alguna vez de paseo por Pamplona hay quien lo reconoció y le sigue dando las gracias, consciente de que si no hubiera sido por la intervención de el hasta ese día desconocido, quizás no lo hubiera contado.

Una vez terminado el encierro, y dado que el tan reconocido Servicio Navarro de Salud todavía no ejercía como tal, se curó la herida producida por el pitón del toro en una peña, creo recordar que en La Única, con friegas de anís y pacharán y vendajes amateurs… si hoy en día pasara algo similar, estaríamos hablando de días de recuperación, de convalecencia, bajas médicas… pero la mayor preocupación de mi padre en esos años de penuria económica no era otra que encontrar una camisa amarilla igual a la que le había regalado su madre para que ésta no viera el agujero producido por la cornada y que no se preocupara…

En fin, que la preocupación por lo individual quedaba continuamente en segundo plano, primero por intentar ayudar a los corredores atrapados y después por no preocupar a una madre que, como las actuales, sufre cada vez que sabe que su hijo puede estar en el encierro. Nada que ver con los valores a los que estamos habituados, nada que ver. Y es que son estas actitudes las que hacen de San Fermín unas fiestas diferentes, quizás sea esto lo que sea difícil de entender desde un punto de vista objetivo, o quizás, sencillamente, seamos de otra pasta… porque cuando cuenta la historia, mi padre lo hace con una normalidad que asombra, dando por hecho que era absolutamente normal y falto de mérito lo que hizo, “cualquiera hubiera hecho lo mismo”. Yo tengo mis dudas sobre este enfoque, no creo que sea tan sencillo, lo dicho, otra pasta.

Como conclusión les diré que finalmente, y tras mucha búsqueda, encontró la camisa, y la historia quedó para el conocimiento de amigos y descendientes, porque no es cuestión de preocupar a una madre…

lunes, 31 de agosto de 2009

El asombro de Damasco

Entre todo el repertorio sanferminero, estamos acostumbrados a escuchar un fragmento de zarzuela, que suena ya en nuestro oído como música festiva. Se trata de la parte tercera de El Asombro de Damasco, titulada Alí-Mon. Esta pieza se interpreta cuando el Ayuntamiento acompaña al cabildo a la catedral cada 7 de julio, después de la procesión y misa en honor a San Fermín. Para muchos es su momentico de la fiesta, aunque no esté claro el motivo de su presencia en este acto sanferminero. En 1979, con motivo de la publicación de un disco de La Pamplonesa, Fernando Pérez Ollo firmó el 17 de junio una de sus habituales Notas del repórter en Diario de Navarra, que tituló "El asombro del cadí y del derviche". Como la explicación es magnífica, reproduzco a continuación buena parte del artículo y os dejo un vídeo con la música y letra originales de la zarzuela El Asombro de Damasco, con la, para nosotros, conocidísima Alí-Mon. La he montado de forma que se pueda seguir y conocer la letra, para muchos totalmente desconocida.



Notas del repórter (Diario de Navarra. 17-6-79).

El asombro del cadí y del derviche

(…) Anteayer, en la presentación (del disco), se habló de «El asombro de Damasco» uno de cuyos números pertenece al ritual sanferminero. Cuando el Ayuntamiento acompaña al Cabildo hasta la Catedral —según otros cuando los ediles solos vuelven a la Casa Consistorial— suena, el «Soy Alí Mon, soy el Cadí». El viernes se dijo que tal música se había introducido por la letra picante del cantable, dedicado intencionalmente a los canónigos.

«El asombro de Damasco» —libreto de Antonio Paso y Joaquín Abati y música-de Pablo Luna— es un buen ejemplo de la zarzuela arrevistada posterior a la Primera Guerra Mundial. Este año la han respuesto en Madrid, no sé si con «S» o sin S» Omar cae enfermo y Zobeida, su mujer, se acerca a Damasco, a ver si puede cobrar los mil denares de oro que les debe Ben Ibhen. Este, médico, se muestra de acuerdo en abonar la deuda y le pide que se quite el velo. Zobeidu es una beldad. Ben Ibhen, prendado, dice que pagará los denares, si Zobeida accede a pasar la noche en su trastienda. Zobeida, contrariada, aprovecha la presencia inesperada del cadí Alí Mon para pedirle justicia. Al cadí también le enciende la belleza de la reclamante y exige la póliza de los favores nocturnos para sentar su sentencia. Y el visir, al que Zobeida expone su demanda, adelanta el mismo sumario para entender en el caso. Todo se resuelve cuando Zobeida atrae a todos a una cena en la que un derviche, disfrazado de corsario, desnuda la falsedad de los sinvergüenzas poderosos y consigue los mil denares para la bella y preocupada esposa.

En la presentación se dijo que esta música se había hecho tradicional por la letra picante y la música salaz, como si el Ayuntamiento, avieso, se la dedicara al Cabildo. Pero la letra no es sicalíptica, y en el contexto de la obra resulta infatuada y palabrera, como suelen ser cadíes, visires y demás gente encaramada en el poder. Podemos imaginar otras razones. Tal vez los músicos quisieron ridiculizar a un alcalde de vara inflexible y de apariencia justiciera. Tal vez hubo un alcalde deseoso de hacer entender que él era el Alí Mon de la turba local, sin caer en la cuenta de la caricatura. Tal vez hubo un malintencionado que aprovechó el alimón festivo de Cabildo y Ayuntamiento para cantar Ahí va Alí Mon. Quizá, quizá, hubo un capitular malévolo que se ganó al músico mayor y consiguió que se tocara esa página para insinuar al poder civil que los derviches suelen ser más astutos y eficaces que los cadíes y visires. Acaso, como tantas veces, la música del año se introdujo en los Sanfermines y ahora nos rompemos las neuronas buscando ocultas razones en lo que no pasa de ser una casualidad (…)

viernes, 28 de agosto de 2009

Evitar los Sanfermines

Hace ya tiempo que constatamos el nulo interés por los Sanfermines del actual equipo municipal de Pamplona. De entre los 13 concejales, pronto 12, que conforman el equipo de gobierno, cuesta encontrar a un amante de las fiestas, alguien que las viva con la misma pasión que tantos pamploneses. Al margen de pases y privilegios en fiestas, acompañados de suculentas comidas y meriendas en los toros, el interés de los concejales durante el resto del año es nulo. Salvo llos trabajos sobre la seguridad del encierro, los Sanfermines son, para los ediles de UPN, algo que pasa cada año por la ciudad y que permite tomar unas copas con los amigos, amén de presidir corridas sin tener ni puñetera idea (extensivo a otros grupos) o calzarse el traje de gala en la procesión mientras saludan a las amistades. La última demostración de desprecio absoluto por las fiestas acaba de suceder. Si hace unos días denunciamos como los responsables de turismo municipal se mofan de los visitantes y ultrajan el recorrido del encierro con decenas de contenedores rebosantes; ahora nos toca ver como las fiestas no interesan ya ni para elegir por concurso la foto del mes de julio del calendario municipal. De entre todas las presentadas por los ciudadanos, muchas de ellas tomadas en San Fermín, el grupo municipal de UPN ha decidido volver a ignorar las fiestas y elegir una imagen que roza el ridículo. No sólo porque la foto escogida sea bastante fea, psoiblemente la peor del calendario, sino porque ocupará el lugar que debería albergar la fiesta. Imaginénse a todos los pamploneses el 30 de junio en su casa, nerviosos por arrancar la última hoja del calendario y dispuestos a encontrar la de una marea roja antes del Chupinazo, o la de una carrera bonita en el encierro o la de un baile en las dianas. No será ya así. Lo que encontrarán será unos frontones viejos, desconchados y vacíos bajo un cielo plomizo y gris, la pura antítesis de la fiesta.


Entre las imágenes finalistas, como se puede comprobar a continuación, sí había fotos de San Fermín, pero imagino que resultarían demasiado molestas para nuestro Ayuntamiento. Un nuevo episodio lamentable, a la espera del próximo.

lunes, 17 de agosto de 2009

La vergüenza sigue...

Vista de la calle Estafeta tomada en agosto de 2009. Contenedores a rebosar entre los turistas.

Lo hemos denunciado una y mil veces. Lo hemos criticado y lo hemos trasladado al Ayuntamiento. En pleno mes de agosto de 2009, con cientos de turistas, visitantes y peregrinos recorriendo la calle más importante de la ciudad, esta es la vista general que permite a las personas llegadas de fuera imaginar cómo será un encierro con seis toros galopando por la Estafeta y esquivando contenedores a rebosar. Bravo por el Ayuntamiento y su área de turismo. Patético y vergonzoso, ejemplo de dejadez. Bonita foto de recuerdo para enseñar a los amigos a la vuelta de vacaciones. Por cierto, imaginen el agradable olor que ofrece la estampa al pasar a su lado con los 30 grados de agosto.

Por cierto, hace sólo un par de años el Ayuntamiento destino miles de euros para "poner en valor en recorrido del encierro". Parece que lo han conseguido.

viernes, 14 de agosto de 2009

Dos cabalgan juntos

Foto: Iván Benítez.

Supongo que Ignacio Murillo y Jesús Rubio andarán estos días cada uno por su lado y por su cuenta, como si cumplieran una orden judicial de alejamiento mutuo. Al fin respiran a sus anchas, después de haber vivido al alimón todos los Sanfermines que van de 1976 a 2008, sin perderse un año, ni un día de ningún año. Y siempre atados el uno al otro. Yo creo que hasta en el encierro iban amarraditos los dos, y mira que es difícil.

La película se hubiera titulado Dos cabalgan juntos, por no exagerar con Dos hombres y un destino, pero no es una película sino un libro y ya tiene el título puesto: Los Sanfermines de nuestra vida. Los treinta y dos Sanfermines que los autores han pasado juntos, pero a toro pasado, en el trabajo lento y silencioso de documentación que es, por otra parte, lo más opuesto a la vorágine de la fiesta.

Ignacio Murillo y Jesús Rubio, compañeros del Diario y de diario, los dos buena gente, buenos profesionales y de buen comer, han firmado una obra ambiciosa que va contando lo que ha sido el reparto y el teatro de la fiesta, tanto en los palcos de gala como en las aceras de la vuelta de la esquina; lo que fue titular de portada y la gacetilla perdida en cualquier página, que gana con el paso del tiempo el interés que entonces no tuvo. Hay muchísimas anécdotas, porque los Sanfermines abonan ese terreno, pero se recogen igualmente muchísimas categorías.

Treinta y dos años, que son el último cuarto del otro siglo y un chiquito del siglo XXI. Ignacio y Jesús se han ido sorprendiendo, según iban tiempo atrás, de los cambios registrados en los Sanfermines y al mismo tiempo de cómo "perviven muchas características" en la mezcla explosiva de "jarana, devoción, solemnidad, espontaneidad, gusto por el riesgo y cariño familiar". Mezcla explosiva que al final, digo yo, tiene los efectos de un fármaco tranquilizante.

Los autores se han comido las páginas del archivo para digerir la fiesta como aquella chica de novela que se tragaba la cartas de amor para impregnarse de sentimiento. En el éxito de la obra les esperan los grilletes de nuevas ediciones. Tendrán que volver más atrás de 1976 y mirar más allá de 2008, mientras el cuerpo aguante.

Por edad, Jesús e Ignacio se perdieron los Sanfermines de mi vida. Y eso me da tanta pena como los Sanfermines de las vidas de ellos que me perderé yo.

Plaza Consistorial que José Miguel Iriberri publicó el 10 de julio en Diario de Navarra con motivo de la publicación de Los Sanfermines de Nuestra Vida. Nos encantó.

martes, 11 de agosto de 2009

El recuerdo de Daniel

Hace sólo unos días tuve el placer de charlar con Cristina González, la novia de Daniel Jimeno, fallecido el 10 de julio en el encierro de Jandilla. Su entereza y respeto por los encierros y los Sanfermines en semejantes circunstancias merecen una profunda reflexión, por la calidad humana que se esconde detrás de este comportamiento. Ni una sola mala palabra, ni un solo reproche. Mientras, unos cuantos enemigos de las fiestas aprovecharon su muerte para poner en duda la seguridad del encierro y su celebración. Se descalificaron a sí mismos, por utilizar para su propio interés el dolor de una familia. Cristina cuenta en la entrevista, publicada el 10 de agosto en Diario de Navarra, su relación con Daniel, su visión del encierro, sus vivencias de aquel fatídico día. Con respeto y consideración. Merece la pena. Así recordaremos a Daniel, apasionado de Pamplona, de los Sanfermines y de los encierros. Con su polo a rayas en el último tramo. Ilusionado por un nuevo encierro.

lunes, 27 de julio de 2009

A toro pasado. Un resumen de la Feria del Toro de 2009

Más fácil, imposible. Escribir sobre lo acontecido en la Feria del Toro de Pamplona con dos semanitas de retraso es lo que tiene. Una vez leídas decenas de crónicas y repasadas las corridas en dvd, le echamos un vistazo a la feria de 2009. La tarde más importante fue la del sábado 11, con un corridón de Dolores Aguirre de los que crean afición. Ya no fue una sorpresa, porque en 2008 ya había dejado un adelanto de lo que nos esperaba: toros con toque de mansos en los primeros tercios, algunos de ellos que empujaron y repitieron con clase en el caballo y a los que les dieron lo que no está escrito. Toro-toro. En la muleta, cuatro de ellos tuvieron comportamiento de triunfo para el torero. Codicia y casta. La gran diferencia entre la bravura y la casta se reflejó en esta corrida. Tercero y sexto, de lo mejor de la feria. En especial el último Cantinillo, otro toro para el recuerdo. Para la ganadera fueron dos toros de indulto. Mirando su encaste.. ¿por qué no? Mereció mejor suerte Joselillo, que lució al último en la muleta. No supo matar y perdió la puerta grande por segundo año consecutivo. El año que viene más de Dolores, ¿se apuntará alguien más visto lo visto? David Mora lo merece. En esta tarde y otra más. Arrojo y pundonor, además de un estilo torero con un gusto inmejorable. Serafín Marín escribió su última página en Pamplona. Gracias por nada.

Los mejor de la Feria del Toro lo pusieron Sergio Aguilar, Rubén Pinar, el mencionado David Mora y, sobre todo, Miguel Tendero, un chaval que va con la verdad por delante. Pamplona pervive gracias a este grupo de toreros, que lo quieren todo. No cambio ninguna de sus faenas por lo visto el día 14: sin ilusión, sin transmisión y sin toros. Una corrida de Núñez del Cuvillo que se pareció mucho a aquella de Osborne de 1994. Toritos parados, sin motor, con nula emoción, sin casta ni bravura, embistiendo por aburrimiento y uno de ellos doblando en mitad de faena. Pero a parte del público de Pamplona le basta. Así podrán presumir luego en el curro que estuvieron viendo a Morante fumarse un puro. El Juli estuvo vulgar y Perera hizo lo que pudo. Casi pedía disculpas por la oreja que le dieron en el sexto. Peor para todos. Si esto es lo que se demanda, hay que darlo, pero en su dosis justa.

Se nos vinieron abajo las dos primeras tardes, a pesar del inicio prometedor de la corrida de Cebada Gago. Francisco Marco volvió a demostrar que torea en Pamplona por ser de aquí. Su primero le ganó la partida hasta desarbolarlo por completo. Luego basta con decir que hay mala suerte con los toros. Y así 10 años. Lo que sirve para otros no se aplica en este caso. La corrida de Alcurrucén fue para olvidar, menos mal que Tendero quiere ser torero. La de El Ventorrillo no tuvo nada que ver con lo del año pasado y encima El Cid se "dejó" coger a las primeras de cambio. Una pena, porque era de lo más interesante de la tarde. Castella le echa pundonor, pero siempre con el mismo repertorio. Manzanares, con tres toros, en fin... Lo del día 10 fue emocionante. Un respetuoso silencio por David Jimeno y un buen toro Capuchino. Rubén Pinar va para arriba y se aprovechó del mejor lote, en especial de Sabueso, sexto de la tarde y premio Carriquiri. A los toros de Jandilla les faltó un puntito de picante, pero aún así, la corrida mereció la pena. Igual que la de Miura, siempre interesante. Sensacional el quinto toro y magnífico Rafaelillo. Otra pareja creada en Pamplona. Padilla y Jesús Millán estuvieron en el sitio con menos materia primera. La tarde de Fuente Ymbro resultó rara y por primera vez no hubo triunfo contundente. Extraordinario Perera, que expuso hasta el límite en su complicadísimo primero. A Daniel Luque se lo comió la plaza y Antonio Ferrera le echó ganas y banderillas.

En resumen, una feria interesante, quizá por debajo del nivel del año pasado. Se vuelve a demostrar que Pamplona acierta con los toreros que quieren ser figura. En regla general, sensacional presentación de los toros, salvo el día 14. Orgullosos de la elección del ganado. Y de los 50 años de la Feria del Toro y sus 51 ferias celebradas. Brindemos por otras tantas más, al menos.


lunes, 20 de julio de 2009

BSO Encierros 2009



Se ha suscitado un interesante debate sobre las sintonías utilizadas por TVE para la repetición ralentizada de los encierros de 2009. Existen varios post en los que comenzamos a recapitular las canciones que se han utilizado, desde finales de los 80, para este motivo. Este año, TVE escogió la canción Mejor Mañana, de Vega.
Sin embargo, y tal y como podéis ver en el vídeo que he puesto, el día 7 se les coló otra canción que muchos habéis estado buscando. Se trata de un tema, como bien decía un comentario, de 17 Hippies, del disco Live in Berlin, titulado Saragina Ruma. La canción se puede encontrar en iTunes. En la repetición del día 7 también sonó luego la canción de Vega.


Por su parte, Cuatro ha vuelto a repetir su sintonía de los últimos dos años anteriores y ha utilizado el tema The Painted Seals de David Arkenstone del álbum Atlantis.


sábado, 18 de julio de 2009

Los dobladores y el 'miura' Ermitaño

El miura Ermitaño hace caso omiso de pastores y dobladores el 12-7-09. Foto: J.C. Cordovilla 
.
En 2009, el equipo de dobladores de la plaza de toros de Pamplona se modificó. Fernando Moreno Purroy dejó el capote tras 20 años de mañanas sanfermineras. Le sustituyó Manolo de los Reyes Acosta, subalterno navarro del torero francés Lescarret. En la imagen de José Carlos Cordovilla, tomada el 12 de julio desde el balcón de TV de la plaza, se puede ver a los cuatro dobladores actuales con el toro Ermitaño de Miura, que justo instantes antes había corneado gravemente al pamplonés Pello Torreblanca en el callejón. Se puede observar con el capote a José Manuel Rodríguez Piquillo, más cerca del toro, a Manolo Rubio, a la derecha; a Sergio Sánchez, a la izquierda; y a Manolo de los Reyes, al fondo de la imagen. Los cuatro volvieron a evitar el peligro en el ruedo durante los Sanfermines, a pesar de los patas. Un año más, Enhorabuena a los cuatro y el reconocimiento a Fernando Moreno, por todo lo que ha dejado en los 20 años ligado a los encierros de San Fermín.

Un artículo robado

Mientras preparamos la vuelta del blog, con toda la información sobre los pasados Sanfermines, fotos, vídeos, comentarios, etc, os recomiendo este fenomenal artículo escrito por Chapu Apaolaza en su blog Nadando con Chocos.

Maneras de Morir


Desde que al filósofo Esquilo le cayó una tortuga en la cabeza, sabemos que los humanos se van al otro barrio de las maneras más originales. Al margen del pequeño grupo que por no soportar la vida, elige su muerte, hay casos para todos los gustos. Comparten, eso sí, el final: «parada cardiorrespiratoria», todos, como dejó dicho en su propio obituario Javier Ortiz. Esta semana ha estado en Cádiz la viuda de Stieg Larsson, el genio de la trilogía Millenium, cuyo fantasma debe andar por las librerías muerto de risa después de la que lió a base de teclazos cuando aún respiraba. Hace unos días, un toro gaditano dejó un siete en el corazón de medio mundo cuando abrió un ojal como un puño en la aorta de Daniel a la altura de la Telefónica del vallado más famoso del mundo. Una carrera en las astas, un tropezón, una caída, una fugaz mirada entre una batidora de rodillas y zapatos de deporte, un ojo a la salvación, el cañonazo y de pronto la vida saliéndosele a borbotones por el pañuelo, rodeado de un enjambre de manos de látex conteniendo lo imposible.Así, adiós, camino del cielo iba Daniel, mecido por un mar de periódicos enrollados, alzado hasta el olimpo de los héroes que se la jugaron en broma, de los que se abrazan a la muerte para darle un morreo a la vida. Así se mueren los tíos que mueren como les da la gana. Sin barcas empujadas al mar con un levante otoñal, ni cursilerías de ese tipo. Solo va Daniel cruzando el río en mitad de una fiesta de gintonic con lagrimones, escuchando el estruendo del minuto de silencio en la plaza más ruidosa del mundo y el eco de una trompeta fúnebre. Que vengan ahora las anarrosas a contar chorradas sobre la seguridad y la lógica

martes, 14 de julio de 2009

No sé bien qué ha pasado

Entrada del encierro del 10 de julio de 2009.


No sé bien qué ha pasado. De repente, no escucho el sonido de los gritos ni de las pezuñas. Hay silencio. Demasiado silencio.

Cuántos amigos había hoy en la calle. Antes de estallar el cohete he saludado a varios de ellos. Los veo de año en año. Nos abrazamos. Me siento vivo. Todo el año esperando esto. Hoy es mi encierro. Tengo ganas. Hoy toco toro. Cada día es distinto, a pesar de los años que llevo en el recorrido. Cuando corro, siento revivir la historia de mi familia, y de cientos de años de tradición de Pamplona. Otra vez aquí, Pamplona. Otra vez aquí, Fermín. Imploro al santo como me contaron mi abuelo y mi padre que ellos hacían. Siempre vi sus fotos arriesgando en Estafeta y vibré con sus historias imposibles de carreras perfectas. Soñaba de noche con estos días y me costaba dormir imaginándome yo entre las astas. ¡Cuántas veces recorrí el callejón de la plaza con mi camiseta de rayas! En mis sueños entraba a la plaza y volvía a querer que fuera mañana, otra mañana.

Y hoy ya es mañana. Me gusta saborear las horas previas. El cosquilleo, las miradas, los miedos. Yo hoy no tengo. Los toros del 10 son todos negros. Menos uno. Veo sus fotos. Ayer corrí bien. Pasa de página. Ahí salgo yo. Comienzan la carrera los que no saben qué es esto, tras una noche en vela. Yo estoy despejado. Ni una juerga. Prefiero el encierro a encontrarme perdido entre el tumulto nocturno. Así son mis reglas. Las del encierro.

Suena el cohete. Beso mi anillo. Te quiero. Ya vienen. Los tengo cerca. Es mi momento. Soy feliz. Corro tranquilo y pasan los toros negros. Hay tropezones. Me agarro al vallado. He sentido un bufido en mi espalda. Trato de levantarme. No sé bien qué ha pasado. Mi vida estalla. La fiesta estalla. Ahora estoy a tu lado. San Fermín, patrón, cuida de todos ellos.


Dedicado a la memoria de Daniel Jimeno Romero, fallecido en Pamplona el 10 de julio de 2009, a los 27 años de edad. Y a toda su familia.



Artículo publicado en Diario de Navarra el 14 de julio de 2009.

jueves, 9 de julio de 2009

Balance de tres días

Un momento de la corrida del 8 de julio desde la grada 5.

No se puede tener un blog sobre San Fermín y no pasarse por aquí en plenos Sanfermines. Los que vivís la fiesta con asiduidiad entenderéis bien lo que ocurre en Pamplona estos días. Más si coincide con celebraciones familiares, trabajo, ocio y afición. Lo dejamos todo el 7 de julio, después del primer encierro. Veloces han sido hasta la fecha los toros de Alcurrucén, Cebada Gago y El Ventorrillo. Sólo una cornada en el segundo encierro, el 8 de julio, y sin mucho importancia. En cuanto a las corridas, excepcional Pablo Hermoso el día 6, magnífica la compañía para presenciar la lidia el día 7 (aunque la corrida fue mansa). Fue un gusto compartir tarde en la plaza con dos de las personas que más han hecho por esta feria. Sólo un poco antes compartí mantel con la cuadrilla que decidirá los premios de la Feria del Toro de 2009. Votaremos el día 14. Resultó decepcionante el día 8 los cebadas y sin picante han sido los ventorrillos de esta misma tarde del 9 de julio. El nivel ganadero, de momento, no es el mejor, pero el nivel de los toreros no va mucho más allá. Hay algunos que, 10 años después, siguen quejandose de todo, menos de sí mismos. Por favor Meca, no más carteles como los del miércoles!!! Todavía hay tiempo para mucho. Os recomiendo que os paséis por el parque del Runa para visitar las barracas, un pequeño madrugón para bailar las dianas con La Pamplonesa o una vuelta por el apartado a mediodía. Tampoco sienta mal un vermut por el Casco Antiguo y una buena comidad en un asador o medio pollo asado en la barraca más cutre. Hay que ver bailar a los gigantes, correr a los toros por la noche en el encierrillo o degustar un buen chocolate con churros después del encierro. Hay tiempo hasta el 14. Nos quedan 5 encierros y 5 corridas. Y 5 días de muchos Sanfermines.

Por cierto, gracias a todos los medios que se han interesado por la publicación del libro. Estos días hemos estado por Onda Cero, Nuestro Tiempo, Cope, Popular Telelevisión, Digital+ (canal San Fermín) y mañana en Canal 6. Además de en Diario de Navarra todos los días, por supuesto. Además, hemos concedido entrevistas con medios regionales e internacionales con televisiones y radios de EE UU, Colombia, Argentina, Francia, etc..

Os recomiendo varias historias de las fiestas para concluir. La página de Jonan Basterra, que es una maravilla: el único blog del mundo que sólo se actualiza del 6 al 14 de julio todos los años y La página de Diario de Navarra dedicada a San Fermín, con todas las noticias de última hora. Os espero por aquí pronto.

martes, 7 de julio de 2009

San Fermín, patrono


Hoy es el día grande de Pamplona. 7 de julio. San Fermín. La fecha más importante del largo calendario para todos los que esperamos con impaciencia la llegada de las fiestas. Os deseo que paséis un feliz día y que disfrutéis de los Sanfermines. El encierro de esta mañana ha trancurrido con suma tranquilidad. Los toros de Alcurrucén completaban su cuarta carrera por las calles de Pamplona en dos minutos y medio y sin cornear a nadie. Esta tarde serán lidiados por Luis Bolívar, Salvador Cortés y Miguel Tendero, que sustituye finalmente a El Fundi. La jornada de ayer fue realmente interesante. Pablo Hermoso de Mendoza cortó un rabo y salió a hombros con Sergio Galán. Cientos de pamploneses celebraron el estallido del Chupinazo y otros tantos bailaron y vibraron por la tarde con las notas del vals de Astráin, el conocido como Riau-riau. De momento, preparamos las páginas de mañana sobre el encierro, con fotos muy interesantes e historias entretenidas. A pasar buen día y ¡Viva San Fermín!

lunes, 6 de julio de 2009

Chupinazo 2009

Ya estamos en plenos Sanfermines. Pocas veces he visto a un lanzador del Chupinazo más entusiasmado y que haya disfrutado tanto como ha hecho esta mañana Maite Esporrín. Ha cantado, ha bailado y, sobre todo, ha vivido un momento único con una intensidad sanferminera que ha contagiado a todos los pamploneses. La ciudad estaba a rebosar, ha hecho buen tiempo, aunque luego se ha nublado. Esperemos que la lluvia no ague la salida de los gigantes a las 17 horas desde Autobuses y que la corrida de rejones (18.30 horas) se pueda celebrar con normalidad. Son las primeras horas de fiesta, toca disfrutar. Si te has perdido el Chupinazo, lo puedes ver aquí mismo. Viva San Fermín!!!

Hoy empieza todo, hoy acaba lo anterior


Después de tantos días, después de tantas ilusiones, después de tantos sueños, después de tanto esperar. Llegó el día. Pamplona, 6 de julio. Sobran las palabras. Felices fiestas a todos, a los que las vivirán in situ y a los que, desde la lejanía, reservarán también un momento para anudarse el pañuelico rojo. La fiesta comienza a las 12 horas. Maite Esporrín prenderá la mecha. Pamplona bulle desde ayer. La novillada fue entretenida, pero no dejó el éxito esperado. Esta tarde hay rejones, gigantes y cabezudos, el primer encierrilo. Hoy hay caras de ilusión, hoy todo el mundo saluda, hay guiños de complicidad. Se camina deprisa, se habla alto, se canta y se baila. La Biribilketa anuncia la fiesta. Pamplonesa, gaiteros y txistularis. Hoy empieza todo. Hoy acaba lo anterior.

sábado, 4 de julio de 2009

Más toros en el Gas

Ya están los corrales a rebosar. A continuación la reseña de las tres ganaderías que faltaban.

Dolores Aguirre ha traído 8 toros a Pamplona. Se lidiarán el 11 de julio por los diestros Serafín Marín, David Mora y Joselillo. Se trata de Comadroso (nº 11, negro bragado meano de 535 kilos), Cantinillo (nº 27, negro burraco y 625 kilos), Bilbatero (nº 29, negro bragado y meano y 550 kilos), Caracorto (nº 36 (negro bragado corrido girón), Comadroso (nº 44, negro bragado y 610 kilos), Caracorto (nº 51, negro burraco coletero y 590 kilos), Carafeo (nº 54, negro meano y 575 kilos) y Botero (nº 61, negro y de 500 kilos).

Por su parte, la corrida de Fuente Ymbro se lidiará el 13 de julio por los diestros Antonio Ferrera, Miguel Ángel Perera y Daniel Luque. Ricardo Gallardo ha traído hasta Pamplona siete toros: Organillero (nº 4, negro bragado y 600 kilos), Incapaz (nº 19, negro listón y 615 kilos), Vandálico (nº 54, negro y 550 kilos), Sueñomío (nº 109, negro mulato chorreado y 635 kilos), Denunciante (nº 135, negro y 575 kilos), Oficial (nº 156, negro y 535 kilos) y Flamante (nº 171, negro mulato y 550 kilos).

La última corrida de la Feria del Toro de 2009 será la de Núñez del Cuvillo, que lidiarán Morante de la Puebla, El Juli y Miguel Ángel Perera. En el Gas descansan 8 toros: Rosito (nº 51, negro mulato, 500 kilos), Juguetón (nº 76, mulato chorreado, 480 kilos), Encumbrado (nº 85, negro mulato (510 kilos), Pegajoso (nº 107, castaño claro y 500 kilos), Trampero (nº 132, mulato chorreado, 515 kilos), Lastimado (nº 133, castaño bragado, 500 kilos), Asturiano (nº 138, negro mulato, 545 kilos) y Zalamero (nº 184, colorado, 545 kilos).